No quiero ganar un proyecto corto

Archipiélago (Elías León Seminiani)

Es lo que pensé cuando asistí en 2003 a la inauguración de Cinema Jove en un abarrotado teatro Principal.
Allí, ante media Valencia, se proyectó Archipiélago, de Elías León Siminiani, un guión que había ganado el primer proyecto corto Cinema Jove en la edición anterior del festival.
En aquella época Raúl y yo habíamos empezado a ganar algún premio con nuestros pequeños vídeos, pero había sido todo a una escala muy pequeña: palmaditas en la espalda en pases para amigos y familia o en pequeños certámenes con un público reducido y entregado.
Pero aquello era otra cosa: era terrorífico ver al pobre Elías, uno de los cortometrajistas más laureados del panorama español, pero también una de las personas más sensibles e introvertidas que conozco, deslumbrado por los focos, dirigiéndose a un público que sólo intuía, tratando de presentar su trabajo.
Cuando arrancó la proyección me dí cuenta de que Raúl y yo sólo estábamos empezando en esto de las películas: desde el crujido de la hamaca en el primer plano hasta el final, Archipiélago se revelaba como un cuidadísimo trabajo. Claro que había visto cientos de películas en el cine anteriormente, pero era la primera vez que veía en pantalla grande el trabajo de alguien cercano a nuestro círculo y entendí que todas esas herramientas narrativas (el diseño de sonido, la música, la fotografía, la dirección de actores) estaban a nuestra disposición y que teníamos que aprender a usarlas cuanto antes.
La cuestión es que al día siguiente me topé con un relato a toda página de la inauguración del festival en uno de los periódicos locales de Valencia. El artículo era neutro, puramente informativo y no entraba a valorar la gala o el largometraje de apertura.
Pero sí se atrevía, por alguna razón que aún hoy desconozco, a hacer una minuciosa y muy destructiva crítica de Archipiélago.
Cerré el periódico con las manos temblorosas, pensando que aquello lo estaban leyendo en ese mismo momento miles de valencianos, y me reafirmé en mi idea de que no quería ganar nunca un proyecto corto Cinema Jove.
Desde entonces han pasado unos cuantos años: he dirigido unos cuantos trabajos cortos y he aprendido que algunos salen bien y otros no tanto. También me ha tocado salir a presentar un trabajo frente a un cine abarrotado y, aunque sigo sin llevarlo bien, me voy defendiendo. No hablé con Elías de aquel artículo, pero el tío ha seguido ganando premios y ahora está terminando su primer largometraje.
Vamos, que ahora ya no me importaría. Lo del proyecto corto, digo.

Alex Montoya.

En la página web de Cinema Jove pueden verse “on-line” los cortos ganadores de las ediciones anteriores. Para verlos pulsa sobre el enlace: cinemajove.ciclo_online

Anuncios

2 comentarios

  1. Gracias por esta reflexión. Sí, creo que todos los que alguna vez hemos soñado con hacer cine sentimos el mismo vértigo y las mismas ganas irresistibles.

  2. Claro que quieres ganar un proyecto corto ! Hasta yo querría que lo ganases… para que puedas (y se puedan) hacer obras tan interesantes como esa de Banal que enlazas, que me ha recordado a “Tu misma con tu carisma”.
    Proyecto corto, a ver si Siminiani se decide a continuar con sus CONCEPTOS CLAVE DEL MUNDO MODERNO que tanto nos gustaron aquí en Sagunto, dónde también hemos puesto algunos de los vuestros.

    Ánimo con los siguientes proyectos!
    Miquel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: